Trucos para regar las plantas en vacaciones

En este artículo recopilamos algunos consejos respecto al riego, para que la  ausencia de humanos en casa durante las  vacaciones no termine en tragedia para nuestras plantas que siguen precisando cuidados.

Existen sistemas que permiten adminsitrar la humedad necesaria para que las plantas no sufran por falta de riego.

1 – Riego diferido con agua en forma de gel

El Hidrogel para plantas es un polímero que tiene como característica principal absorber y almacenar agua. Es utilizado en diversos ámbitos por su capacidad de absorción de agua ya que además poseen una flexibilidad similar al tejido natural.

Se utiliza como retenedor de agua que una vez absorbida es suministrada a las plantas. Es biodegradable y ecológico, válido tanto para suelo como para maceta. El hidrogel absorbe varias veces su volumen en agua, y posteriormente el agua es liberada de forma gradual . También es conocido como  lluvia sólida, Stockosorb o retenedor de agua.

Su uso es es tan simple como esparcir  el gel hidratante en la tierra de la maceta donde se encuentra la planta. En función de la cantidad de agua gelificada y de las características de las plantas a las que se aplica, este sistema  puede cumnplir la función del riego regular hasta dos semanas.

Este producto también se puede encontrar en seco, preparado para que al ser mezclado con agua la retenga y se utilice en modo riego diferido.

2 – Hidrojardineras

Este tipo de macetas cuentan con un compartimento aislado en el fondo para almacenar el agua. La tierra en contacto con la humedad a través de un drenaje en el inferior de la maceta permite que el agua llegue a las raices de la planta en las cantidades necesarias para su óptimo desarrollo.

Aunque el coste de las hidrojardineras es muy superior al de una simple maceta,  los beneficios en cuanto a la calidad del riego y sobre todo en cuanto a su autonomía  es tan importante que casi siempre se justifica con creces la inversión.  Según el tipo de planta y de hidrojardinera nos podemos ausentar durante semanas sin problemas.

Es posible adaptar una maceta y convertirla en hidrojardinera mediante la compra de un kit de sistema de autorriego. Consiste en un depósito de agua  que se cubre con una tapa de la que sale un tubo en el que se introduce un  corcho que va a ser el indicador del volumen de agua que contiene el depósito. El depósito se coloca en el centro de cualquier jardinera.

En este link  enlazamos con un kit que se vende en grandes almacenes de bricolage a un precio de 9 euros y que se puede utilizar tanto para plantas de interior o exterior.

3 – Regadores de arcilla

Este sistema de riego consiste en un cono que se entierra  en la maceta al que enroscando una botella de agua boca abajo humedece de forma constante la tierra y de esta forma impide que se seque hasta tal punto que ponga en peligro la vida de la planta. En función  de la porosidad del cono irá soltando más o menos cantidad de agua a la planta. Es un sistema simple y económico y que se encuentra facilmente en establecimientos de bricolage y jardineria.