El precio de la vivienda nueva y usada crece un 0,5 % anual en el primer trimestre

Según TINSA, empresa de tasaciones inmobiliarias, la vivienda terminada (nueva y usada) en España modera el descenso general de precios y avanza hacia un escenario de estabilización, sin que puedan descartarse ajustes adicionales en algunos mercados.

  • Ocho regiones muestran valores medios superiores a los del mismo periodo del año anterior, destacando Islas Baleares, País Vasco y Canarias con ajustes positivos en el entorno del 4 % interanual.
  • Hasta 28 provincias registran en el primer trimestre del año variaciones interanuales moderadas, con tasas entre el 3 % y el -3 %.
  • Las cuatro mayores capitales españolas han atenuado o interrumpido el descenso de precios: Sevilla (+2,9 % anual), Madrid (+1,7 %), Valencia (+0,3 %) y Barcelona (+0,2 %)..

La vivienda confirma en el primer trimestre del año el freno en el descenso de precios experimentado en los últimos meses de 2020 y avanza hacia un escenario de estabilización. El valor medio de la vivienda terminada (nueva y usada) en España se situó en el primer trimestre del año en 1.390 €/m2, un 0,5 % más que en el primer trimestre de 2020, cuando ya se percibían síntomas de enfriamiento del ciclo expansivo en el mercado residencial. El precio se ha incrementado un 16 % desde el mínimo registrado en el primer trimestre de 2015 y se mantiene un 32 % por debajo de los máximos de 2007.

En el último trimestre del año, la vivienda mostró en los principales mercados una incipiente recuperación de precios, que parece confirmarse en el primer trimestre de 2021. “Encontramos en el mercado una alta dispersión de valores, con variaciones positivas que pueden inducir al optimismo. Sin embargo, se observan evoluciones negativas intensas en algunos mercados, que invitan a la prudencia a la hora de afirmar que estamos ante una recuperación”, explica Andrea de la Hoz, analista senior de Tinsa.