Maquillaje y altas temperaturas

¿Es posible maquillarse con las altas temperaturas?. Ofrecemos a continuación 8 consejos a seguir para evitar efectos no deseados en caso de utilizar maquillaje en verano de la mano de los expertos de Bionike.es

  1. Brillos.
    Para mantenerlos a raya y hacer que el maquillaje dure más, el truco está en elegir una base de maquillaje líquida, que sea ligera y libre de aceites.
  2. Polvos sueltos.
    Son recomendables, en vez de hacer uso de los polvos compactos de siempre, por ser una forma de sellar el maquillaje más liviana, ideales para cubrir manteniendo siempre el rostro con un aspecto ligero y fresco, muy típico del verano.
  3. No olvidar el corrector.
    Es un aliado inestimable cuando se trata de disimular ojeras, granitos o marcas de acné. Sin embargo, para evitar que se note demasiado o quede apelmazado, durante los meses de calor se recomienda el uso de uno en polvo. Estos son los más indicados para controlar la grasa de la piel.
  4. Waterproof.
    Otra opción perfecta para el verano es utilizar un eyeliner y una máscara de pestañas resistente al agua. En las tardes y noches de verano, donde la humedad y el calor están muy presentes, el uso de productos waterproof aseguran una mayor fijación.
  5. El colorete siempre ha de estar presente.
    Mejor en tonos suaves, pues los rayos del sol ya habrán matizado el color del rostro.
  6. En cuanto a los labios podrían ser los protagonistas del verano. Rosas, fucsias… También son adecuados los brillos claros y nude, sin excederse con su uso que puede dar como resultado una boca “grasienta”.
  7. Maquillaje nude.
    Es idóneo para el verano, pues ayuda a lucir un rostro más limpio, natural y fresco ahora que la piel ha tomado uno o dos tonos más que en el resto del año, y sin mucho maquillaje los resultados son estupendos.
  8. Sombras en polvo.
    Es preferible usarlas, porque su composición permite absorber mejor los aceites. Mejor en colores claros y naturales como los beige, corales, durazno, o rosas pálidos.