Invertir en vivienda, una tendencia que se acelera en verano

La vivienda es, hoy en día, el activo de inversión más atractivo para los españoles. Cada vez son más los pequeños ahorradores que deciden invertir en vivienda y conseguir de esta manera, y gracias al alquiler, una fuente extraordinaria de ingresos. Además, dada la actual situación de elevada inflación, los escasos intereses que dan los productos de ahorro que ofrecen los bancos y la coyuntura económica actual, la inversión en el sector inmobiliario es una de las que presumiblemente ofrecerán una mayor rentabilidad en el futuro.

Invertir en vivienda

Según datos proporcionados por la agencia inmobiliaria The Simple Rent, el mercado acelera un 22 % las visitas de viviendas a la venta durante los meses de verano. Esto coincide, además, con la mayor disponibilidad de tiempo por parte inversores durante el período de vacaciones para realizar estudios de prospección. Las buenas noticias para los inversores son que existe una alta demanda de alquiler y también de compra. Es decir, que no tendrán problemas para alquilar la vivienda que compren o volver a venderla cuando consideren que es el momento adecuado. De hecho, la compraventa de inmuebles se disparó casi un 35 % en España durante el 2021.

De media, se estima que la rentabilidad mensual bruta de una inversión inmobiliaria se encuentra entre un 4,4 % y un 9 %. Es por este motivo que en la actualidad cada vez más ahorradores se decantan por la inversión inmobiliaria como valor refugio.

Por qué invertir en vivienda

Hoy en día, se da la confluencia de tres factores que convierten en atractiva la opción de invertir en vivienda:

  1. Una alta demanda de alquiler, tanto en ciudades grandes como pequeñas.
  2. Una oferta al alza especialmente en zonas de costa.
  3. Una estabilidad en los precios.

En este contexto, durante los meses de verano el número de consultas sobre viviendas en venta aumenta más de un 200 % respecto al resto de meses. Muchos de los pequeños inversores interesados en comprar una vivienda aprovechan el período de vacaciones y, por tanto, el aumento de tiempo libre, para visitar inmuebles y entidades bancarias en las que consultar posibilidades de financiación.

Según los datos que ofrece The Simple Rent, además, durante los meses de verano la oferta inmobiliaria suele incrementarse debido a que algunos propietarios intentan aprovechar el momento de mayor afluencia para tratar de vender a corto plazo su vivienda. Ello supone una buena oportunidad para los inversores, ya que mayor competencia de inmuebles se puede traducir en mejores posibilidades de negociar precios.

Ciudades como Madrid y Barcelona se encuentran entre las 10 ciudades europeas de mayor interés para la inversión inmobiliaria. Sin embargo, no son solo estas grandes ciudades las más demandadas.

Desde el inicio de la pandemia se ha producido un fenómeno al alza en la venta de viviendas fuera de las grandes ciudades. Capitales como Santa Cruz de Tenerife, Palma de Mallorca, Valencia, Málaga, Alicante, Pamplona, Guipúzcoa, son algunas de las zonas que más se están revalorizando. Otras poblaciones más pequeñas y turísticas o costeras, como Lugo, Santander o Murcia, han experimentado también un crecimiento en ventas y ofrecen una rentabilidad superior al 9 %.

Estos son los 10 municipios que más se revalorizaron en 2021, según un informe elaborado por el portal inmobiliario Fotocasa. A la cabeza, algunas poblaciones de costa y rurales que se encuentran alejadas de los grandes núcleos urbanos.

Qué hacer si tú también quieres invertir

Si has decidido utilizar tus ahorros para invertir en vivienda, debes tener en cuenta algunos aspectos necesarios para tener éxito en este tipo de operaciones:

  • Conocer el inmueble: el primer paso es encontrar bienes inmuebles que cumplan con todos los requisitos que buscas y que tengan en regla todos los papeles legales necesarios. Es importante verificar que la construcción cumpla con las normativas y que el inmueble esté en perfectas condiciones de mantenimiento para evitar disgustos.
  • Investigar las ventajas de la ubicación: una de las reglas principales de la compra de inmuebles es considerar la ubicación de los mismos. Te irá muy bien conocer e investigar qué servicios, lugares o atractivos turísticos se encuentran alrededor de la propiedad. Esto ayudará a conocer el potencial de una inversión confiable.
  • Analizar los precios: uno de los puntos más importantes es conocer que el valor de metro cuadrado vaya acorde con el tipo de inmueble y su ubicación. Las zonas turísticas normalmente cotizan sus inmuebles en base a la demanda de turistas.
  • Apostar por zonas consolidadas y de crecimiento: lo ideal es buscar viviendas en zonas consolidadas con precios asequibles y una alta demanda de alquiler, buenas comunicaciones y servicios cercanos. La calidad de vida que ofrece la zona es vital a la hora de elegir un inmueble, por lo que no solo se deben de comprobar la buena ubicación y el diseño de la vivienda, sino también las posibilidades de crecimiento, zonas cercanas al alcance o proyectos de infraestructura que se estén desarrollando en el lugar.