El huerto vertical

¿Qué es un huerto vertical? Un huerto o jardín vertical es un método de cultivo sobre la tierra, que permite cultivar vegetales y plantas de manera general, piso por piso. El principio es poder cultivar en todas partes, sin tener necesariamente espacio en el suelo, siempre y cuando uno se beneficie de un correcto sol y un poco de agua.

A diferencia de un huerto horizontal, un huerto vertical permite producir tanto o más en un área más pequeña. El cultivo puede hacerse en el suelo o en un sustrato inerte (arena, bolas de arcilla).

El huerto vertical se hace a menudo en el exterior, pero puede muy bien instalarse en el interior de un apartamento, siempre y cuando se tenga una ventana luminosa. El pequeño tamaño y la facilidad de cultivo hacen que sea una verdadera tendencia para los años venideros. Producir en casa, en cualquier lugar, sin tener ningún espacio, solo con el deseo de comer verduras y hierbas “del jardín”.

Ventajas del jardín o huerto vertical

  • Ahorro de espacio: Se puede producir varias veces más en posición vertical,  dependiendo de la altura del cultivo.
  • Gestión del agua: Como el agua se distribuye piso por piso, beneficia a cada planta. No hay pérdida de agua en las superficies no cultivadas. Además, el desbordamiento de agua puede ser reutilizado si se recupera en el fondo del soporte.
  • Aportes de nutrientes: es más fácil enriquecer una pequeña cantidad de suelo totalmente utilizado que enriquecer una gran superficie donde solamente la mitad está ocupada por cultivos.
  • El control de las “molestias”: No hay malas hierbas (o muy pocas). Los caracoles y otras babosas se detendrán en la primera ensalada y el resto de la producción se salvará. Los estragos de los conejos serán menos consecuentes porque no tienen más de 50 cm de altura.
  • Calor: un huerto clásico sufre el calor del sol y la sequía. En un tubo o en un soporte vertical, el sol no seca el suelo de la misma manera que al aire libre. El suelo está más húmedo durante más tiempo, solo una pequeña área está sujeta a la evaporación.

Desventajas del jardín o huerto vertical

  • El tipo de plantas que se pueden cultivar: Dependiendo del material que se tenga, no es posible cultivar todo.
  • El coste: En la mayoría de los casos es posible crear un jardín vertical a un coste menor. Pero en cuanto se quiere automatizar el riego, la inversión puede resultar más cara.