El 60% de los españoles consume teniendo en cuenta la sostenibilidad y el medioambiente

Cada vez más personas están concienciadas con el medioambiente y tratan de llevar una vida más sostenible. De hecho, según una encuesta realizada por la compañía de energía fotovoltaica SotySolar, el 96% de los españoles afirma estar preocupado por el medioambiente. Sin embargo, el 81% de los encuestados considera que hay marcas que se aprovechan de lo ecológico y sostenible para aumentar el precio de sus productos, y solo el 17% cree que su precio es adecuado, mientras que el 2% afirma que su coste no es elevado.

De igual manera, 6 de cada 10 encuestados creen que podrían acceder a más productos ecológicos si sus ingresos fueran mayores y solo el 36% considera que la conciencia ecológica no depende del dinero. En cambio, la preocupación por el medio ambiente va más allá de los productos que se utilizan, y también se puede contribuir a cuidar del planeta con pequeños gestos y cambiando ciertos hábitos del día a día. Por ello, la compañía ha elaborado una guía de 5 consejos para conseguir llevar una vida más sostenible.

La decoración y la limpieza del hogar como aliada en el ahorro energético

La decoración y la limpieza del hogar también juegan un papel clave en el cuidado del medioambiente y, utilizada de forma estratégica, puede ayudar en el ahorro energético, aprovechando los puntos de luz y logrando que no se escape el calor. ¿Se sabía que las alfombras y cortinas son grandes aislantes, así como las estanterías de libros? Y es que situadas de forma estratégica pueden reducir la pérdida de energía a través de suelos, ventanas y paredes.

De igual manera, mantener la casa limpia también puede ayudarnos a ahorrar energía. De hecho, limpiar el polvo de los radiadores con cierta regularidad supondría un ahorro del 10% de la energía consumida.

Adaptar los horarios a las horas de luz

Por último, uno de los factores para llevar una vida sostenible, es adaptar los horarios a las horas de luz. En la actualidad, la calefacción representa el 47% del consumo de energía de la vivienda, según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE). Aprovechar la luz del sol, subiendo las persianas en las horas centrales de día y bajándolas una vez se haya puesto el sol, ayudará a que el gasto en calentar o iluminar la casa sea menor, aprovechándonos de los recursos naturales para proteger el medioambiente, además de conseguir ahorrar en las facturas de luz y gas.