¿Divorcios express después de la pandemia?

El pasado 9 de marzo, La Vanguardia publicaba la siguiente noticia: “Récord de divorcios en una ciudad china debido al aislamiento forzado por el coronavirus”.  Dicen los expertos que en España va a ocurrir algo similar a lo que ha ocurrido en China.  España ya es un país con tendencia divorcista en la que más del 50% de los matrimonios acaban en divorcio. Por ello es más importante que nunca la mediación para que de ser cierto que después de la curva del coronavirus se produzca la curva de los  divorcios, que sean reconducidos de mutuo acuerdo pues es la mejor opción para todas las familias que desgraciadamente necesitan divorciarse.

Además, de mutuo acuerdo,  el precio de los divorcios es más económico, el tiempo de tramitación más rápido, pero sobre todo existirá menor conflicto para los cónyuges y la repercusión en los hijos comunes, que son la prioridad en los casos de matrimonios con hijos, son menores. Por ello los expertos están recomendado tratar de potenciar la capacidad de entendimiento ya sea para evitar el divorcio o para el caso de ser necesario, que se pueda gestionar de una manera amistosa.

Mutuo acuerdo, la clave de todo

Lo primero que hay que tener en cuenta es que hoy es posible divorciarse en apenas 24 horas. Eso sí, para que esto sea así, es importante que ambos cónyuges estén de acuerdo en que quieren romper su vínculo, ya que la fórmula del divorcio express se ha creado para simplificar el proceso solo en estos casos.

Haya o no hijos de por medio, los abogados de divorcios rápidos se encargan de que todo se tramite con agilidad y eficacia, buscando siempre la cordialidad y que todo se haga en condiciones de igualdad y respeto. Además de un precio asequible.

Saturación de los Juzgados de familia después de la pandemia

Uno de los efectos derivados de la pandemia de COVID19 es la paralización de los Juzgados en la mayoría de las materias durante la aplicación del estado de alarma, pues solo se pueden gestionar actuaciones judiciales urgentes o imprescindibles durante la cuarentena. Esto va a suponer un tapón judicial que previsiblemente provocará que todas las ramas del derecho tengan en duro efecto de bloqueo en cada proceso.

Si en derecho de familia se une el parón y por tanto acumulación de procesos, a la saturación general ordinaria que ya venía acumulando y el incremento de peticiones de separación y divorcio, se espera una saturación del sistema judicial, la más grande de la historia democrática.

Las recomendaciones de profesionales dejan claro que, ahora más que nunca, se debe permanecer unidos y de necesitar separarse, intentar conciliar un convenio regulador de mutuo acuerdo con profesionales expertos en mediación familiar que puedan ayudar a las personas individualizadamente.