Campaña “si me quieres, dame calabazas” contra el desperdicio alimentario en Halloween

Nutricionistas y chefs españoles se suman a la campaña “Si me quieres, dame calabazas” para fomentar el consumo de la calabaza nacional, a través del proyecto “Love K-labaza” impulsado por los productores de España junto con la empresa de semillas Sakata. La iniciativa, que también se desarrolla en Portugal con los productores lusos, va a poner en marcha un concurso escolar en el que participan más de 5.000 niños y niñas de 15 colegios para “reinventar” HALLOWEEN con las calabazas nacionales.

‘Si me quieres, dame calabazas’ es una campaña en la que influencers, chefs como Martin Berasategui o los Hermanos Torres y nutricionistas se suman a este proyecto para a dar a conocer todas las ventajas de esta hortaliza.

Además con esta iniciativa se da un paso adelante en la lucha contra el desperdicio alimentario. Debido a las características de la piel de la calabaza tipo cacahuete o butternut se puede pintar y decorar sin sufrir ningún deterioro y luego aprovecharla para consumir. Es lo que van a hacer más de 5000 niños de 15 colegios tanto de España como de Portugal durante jueves y viernes 28 y 29 de octubre, los alumnos recibirán en las aulas calabazas de este tipo para decorar y después, cocinar en sus casas.

El objetivo de la campaña “si me quieres dame calabazas” de  Love K-labaza es dar a conocer las ventajas de la calabaza, de gran valor gastronómico y nutricional, cómo pelar una calabaza con un simple pelador, trucos de belleza, etc. La campaña también promociona recetas de todo tipo, consejos, curiosidades y la voz de los expertos destacando sus propiedades nutricionales es lo que va a encontrar el consumidor en www.loveklabaza.com y redes sociales. “Aspiramos a que sea un producto tan común en nuestra cesta de la compra como la patata, ya que tiene usos muy similares y, además, es más sano” indica Javier Bernabéu, portavoz de Love K-labaza. “El consumo de la calabaza en España se reduce a cremas, sobre todo en edad infantil, y repostería, a diferencia de otros países que se utiliza en variedad de platos.” añade Bernabéu. Además de por su versatilidad en la cocina, destaca por ser muy sano, ya que tiene un alto contenido en betacarotenos, vitamina A, fibra y además es una verdura muy baja en calorías y grasas.