Cómo aprovechar el Black Friday: consejos para ahorrar

Por todos sitios vemos publicidad del Black Friday: grandes descuentos, ofertas irrepetibles, oportunidades que no puedes dejar pasar… No podemos hacer caso de todo lo que vemos, por supuesto, pero nos gustaría hacernos con algunas de esas ofertas de cara a las compras de Navidad, ¿verdad? Pues atento a este artículo: consejos para aprovechar el Black Friday sin gastar más dinero de la cuenta.

Comprar online en cyber monday

El Black Friday es una buena ocasión para ahorrar. A menudo hablamos de cómo ahorrar en la factura de la electricidad o en la factura del gas, pero actualmente, con la inflación disparada, ahorrar en las compras resulta también imprescindible.

3 consejos para aprovechar el Black Friday

¿Listos para aprovechar el Black Friday? Vamos a ello: si seguimos estos tres consejos estaremos preparados para sacarle el máximo partido.

1. Planifica las compras

Si lo que quieres comprar es algo que ya necesitabas, como un electrodoméstico que se te había estropeado o algo de ropa de abrigo, adelante. Es el momento ideal para aprovechar el Black Friday. Sin embargo, si estás pensando en adelantar las compras de Navidad para que te salgan un poco más económicas, la planificación es esencial.

Haz una lista con lo que tienes pensado comprar, busca esos productos, compara precios y escoge la mejor oferta. Pero cuidado, solo de lo que haya apuntado en la lista. No te desvíes de tu objetivo, por mucho descuento que veas aquí y allá, porque acabarás gastando lo que has ahorrado con las compras que sí eran necesarias. ¿Y de qué habrá servido entonces el Black Friday?

Muy importante: si estás adelantando las compras de Navidad, fíjate en las fechas de caducidad, en los productos de alimentación, y en el margen de devolución de cada producto, en las compras de otro tipo, sobre todo de regalos que puedan ser susceptibles de ser cambiados. Y si vas a comprar por internet, ojo con las fechas de entrega.

2. No te fíes del porcentaje de descuento

Lo que debes valorar es el precio final, no el descuento que se ha aplicado en un producto determinado. Puede, por ejemplo, que encuentres algo que te apetecería comprar y veas en la llamativa etiqueta que le han puesto que tiene un descuento, pongamos, del 70 %. Parece una de esas oportunidades que no se pueden dejar pasar. Pero ¿y si el precio final no te parece tan bajo como debería ser con ese descuento aplicado?

Hay que tener especial cuidado con las rebajas que se aplican estos días, ya que es sabido que hay algunas marcas o tiendas que desde finales de octubre van subiendo progresivamente los precios y, al llegar al Black Friday, les aplican un descuento que, en realidad, los deja como estaban antes, es decir, en precio su normal.

Es imposible saber todos los precios de todos los productos si no has hecho un seguimiento escrupuloso, claro, pero lo que tiene que imperar aquí es el sentido común. Si un jersey de esa marca que te gusta sabes que ronda los 50 €, y en Black Friday marca una rebaja del 30 % y se queda en 45 €… ya ves que no es ganga todo lo que parece.

3. No esperes al último momento

No es necesario hacer las compras el mismo viernes que se celebra el Black Friday. Los descuentos están en todas las tiendas desde principios de la semana -en algunas incluso antes-, así que puedes dedicar más tiempo a mirar y a seleccionar, y por lo tanto tienes también más opciones de encontrar mejores ofertas. Si hay bastantes productos en tu lista y los tienes que buscar todos en las horas libres que tengas el viernes, corres el riesgo de acabar comprando lo primero que veas, por falta de tiempo. Las prisas nunca son buenas, menos aún cuando lo que intentamos es aprovechar el Black Friday.

No solo Black Friday, también Cyber  Monday y Giving Tuesday

Si no tienes suficiente con aprovechar el Black Friday, tranquilo, aún te queda el Cyber Monday.  Es el lunes siguiente al viernes en el que se celebra el Black Friday, y en teoría se dedica a los descuentos en productos relacionados con la tecnología y a las compras por internet. Con los años, sin embargo, el concepto inicial del Cyber Monday se ha diluido un poco y todo está un poco mezclado. Desde que empieza la campaña del Black Friday, se vende de todo y por todas las vías disponibles, sean tiendas físicas o tiendas online.

Y aún hay otra fecha señalada en esta gran campaña de marketing: el Giving Tuesday. Es el martes que sigue al lunes del Cyber Monday y su objetivo es recoger donaciones de todo tipo. Puede ser dinero, alimentos, ropa o aparatos de segunda mano, tiempo para invertir en voluntariado… Con lo que nos hemos ahorrado en el Black Friday, o al menos una parte, quizás también podamos participar en el Giving Tuesday.