Alimentos tóxicos para perros que no podemos dar a nuestra mascota en estas fiestas

Las épocas de fiesta, representan tiempos de cambios para nuestras mascotas, pues implican visitas a nuevas casas, nuevos objetos que llaman su atención, nuevas emociones y con ellas, ganas de premiarlos con nuestra comida, por ese motivo debemos evitar los alimentos tóxicos para perros.

En primer lugar, comer excesivamente resulta nocivo para los perros, un exceso de calorías por la ilusión del humano en estas fiestas, puede crearle dolencias, desencadenar problemas digestivos y generarle una notoria subida de peso. Durante las comidas, es importante que vigilemos bien a nuestro perro, sobre todo si es glotón, para evitar que en alguna distracción se ponga a comer de nuestros platos.

De la mano de Dogfy Diaet, expertos en alimentación personalizada para perros, ofrecemos una lista de alimentos prohibidos para nuestras mascotas que son bastante frecuentes en las fiestas de Navidad:

  • Café, té y chocolate
    Estos tres alimentos que para los humanos pueden representar grandes placeres,  pueden resultar alimentos tóxicos para perros muy peligrosos y desembocar en una intoxicación.
    Tanto el café, como el té y el chocolate contienen metilxantina, que actúa sobre el sistema nervioso central. El café contiene cafeína; el té, teofilina; y el chocolate, teobromina; todas ellas sustancias tóxicas si se ingieren en grandes cantidades. Los perros no necesitan incorporar dulces a su dieta porque son esencialmente carnívoros. Si abusamos de estos alimentos, además de afectarles el sistema nervioso, puede llegar a afectar sus riñones, al sistema cardiovascular y a los músculos lisos y estriados, además de desembocar en diversos problemas gastrointestinales, tales como vómitos, diarreas, incontinencias y/o temblores.
  • Uvas y pasas
    Las uvas y las pasas son alimentostóxicas para los perros, sin embargo, se desconoce el mecanismo de toxicidad que produce en sus organismos. Estudios recientes apuntan a que se trata de compuestos de cobre que se utilizan en la agricultura como tratamiento fungicida. Estos alimentos pueden afectar sobre todo a sus riñones, llegando a producir fallos renales.
  • Alcohol
    El alcohol puede afectar a su sistema nervioso central. De hecho, tiene unos síntomas parecidos a los que se muestran en los humanos. Una ingesta abundante puede provocarles la muerte.
  • Cebolla
    La cebolla es un alimento muy usado en los sofritos de la comida humana, y por ello es fácil que acabe en el estómago de nuestro perro en concepto de sobras. Sin embargo, la cebolla puede destruir los glóbulos rojos, debido a sus sustancias azufradas, pudiendo causar anemia hemolítica a nuestro perro. Si la ingesta se ha producido en pequeñas cantidades, podrán presentarse vómitos recurrentes y debilidad general. Si esto ocurre, deberemos acudir al veterinario.
  • Setas
    Las setas de los géneros amanita, galerina y lepiota son altamente tóxicas para nuestros perros. Los síntomas más característicos son babeo, vómitos, diarrea, descoordinación, letargo, temblores, convulsiones y en los casos más graves fallo multiorgánico que produciría la muerte. Si tu perro ha consumido setas, acude inmediatamente a tu veterinario para evitar daños mayores.
  • Nueces de macadamia
    Al igual que ocurre con las uvas y las pasas, por el momento se desconocen las razones por que las nueces de macadamia pertenecen al grupo de alimentos tóxicos para perros. No hay especificidades de raza, edad o género. En otras palabras, todos los perros de cualquier raza o edad son susceptibles de sufrir una intoxicación por nueces de macadamia. Algunos síntomas derivados por una intoxicación por este fruto seco serían debilidad, vómitos, ataxia (trastorno del equilibro y la coordinación de movimientos) y temblores. Sin embargo, hay otros frutos secos como las avellanas y las almendras que pueden ingerir de forma ocasional y de forma dosificada, como parte fundamental de su dieta y nunca en grandes cantidades.
  • Marisco
    El marisco contiene una sustancia que los perros no pueden digerir correctamente: la quitina. Esta sustancia es la causante de diarreas, vómitos y estreñimiento. Si tenemos un dálmata, deberemos prestar más atención, ya que esta raza tiene mayor predisposición de padecer gota en el caso de ingerir alimentos ricos en ácido úrico.