5 consejos de seguridad para evitar robos en casa

Aunque muchas familias pueden reducir sus vacaciones debido a la cambiante situación de la pandemia COVID-19, en cualquier caso conviene aumentar la seguridad para prevenir robos en la época estival, que es en la que los ladrones aprovechan ausencias de los propietarios para forzar cerraduras de las casas o entrar mediante cualquier otro truco.

Profesionales cerrajeros han elaborado una lista con 5 puntos clave para garantizar la protección de la propiedad.

  1. Cambiar la cerradura siempre que haya una mudanza o se pierda una llave
    Si se pierde uno de los juegos de llaves, o se tiene sospechas de que alguien puede haberlas robado, a tenor de la opinión de los expertos, conviene darse prisa y cambiar la cerradura. Pocas veces se le ocurre a alguien que encuentra unas llaves probar a ver qué pueden abrir, pero nunca se sabe.
    También se debería cambiar las cerraduras tan pronto como una persona se mude si se quieren evitar robos, ya que puede que alguien que haya vivido antes allí se quede con alguna copia. O que le dejara una a alguien ‘de confianza’ y no la haya devuelto. “Una cerradura nueva garantiza que solo tú y quien tú quieras tenga acceso a la propiedad”, según Cerrajeros Madrid.
  2. El mantenimiento es algo fundamental
    Además de una cerradura nueva, la mejor manera de mantener la protección es cuidar los elementos para que tengan un buen funcionamiento. Hay que tener en cuenta que al introducir una llave en la cerradura, se está generando una fricción entre dos piezas de metal, y que esta, unida a elementos atmosféricos como el calor o la humedad, puede hacer que se estropee. Un poco de aceite y una revisión de vez en cuando ayudará a garantizar que la cerradura funciona de manera correcta.
  3. Cuidar de otros elementos
    La puerta de entrada es importante para evitar robos en casa o en el negocio, pero también lo son otros elementos, como las ventajas o las rejas. Hay que asegurarse de que todo está en perfectas condiciones, sin grietas ni desperfectos. Y si se nota que algo no está del todo bien, conviene no tardar en solucionarlo porque puede ser un punto de acceso para los ladrones, ya que estudian muy bien todo antes de ponerse manos a obra.
  4. No anunciar que se va a salir
    Publicar las fotos de las vacaciones o decir a todo el mundo lo que se piensa hacer se ha convertido en algo habitual con las redes sociales. El problema es que estos mensajes los pueden ver otro tipo de ‘amigos’, y aprovecharse de que se esté fuera para efectuar robos. Los expertos coinciden en que no hay que divulgar nunca por estos medios que se va de escapada o que se inician unas vacaciones, si no se desea encontrar una sorpresa desagradable a la vuelta.
    Hay otro detalle interesante que los expertos recomiendan valorar. Algunos ladrones envían invitaciones a eventos, quizás con la promesa de entregar un regalo por asistir. Es muy importante ser cautelosos, porque lo que quieren es hacer que todo el mundo salga de casa para que se quede vacía.
  5. Confiar solo en cerrajeros profesionales
    Es probable que se rompa una llave dentro de la cerradura, que se atasque o que solo se quiera cambiar por otra más moderna. En cualquier caso, se recomienda llamar solo a un cerrajero experto y certificado.
    Hay varias razones por las que debe hacerse así, aunque estas dos podrían ser más que suficientes:

    • Solo un profesional garantiza los trabajos y puede responder si hay algún problema. Si dejas las cosas en manos de gente sin conocimientos (como los que aseguran ser cerrajeros y han aprendido a abrir cerraduras con vídeos de Internet), los resultados pueden ser desastrosos.
    • Un cerrajero certificado es el único que garantiza que utiliza sus métodos solo para hacer su trabajo, y no para quedarse una copia de la llave de la casa para entrar cuando no se esté.