10 consejos de experto para hacer pan casero

Paradójicamente el pan casero es uno de los alimentos que  habitualmente no se cocina en casa. Sin embargo, durante el confinamiento, son muchos los que se han reconciliado con sus hornos y el pan casero ha sido la receta por antonomasia de la cuarentena, pero algo que, a priori, es simple y que solo necesita agua, harina, levadura y sal, puede dar infinitos y caóticos resultados.

Leon the Baker, un obrador que vende online y en su cadena de panaderías, nos ofrece consejos de experto que reproducimos a continuación.

  • Tiempo:
    Lo primero de todo es que para hacer pan casero y artesano no hay que tener prisa, el pan necesita tiempo para fermentar y desarrollar sus sabores, cuanto más tiempo repose el pan (dentro de un límite…), mejor sabrá y sentará. Si se hace un buen proceso de fermentación, el pan tendrá más volumen y será más esponjoso además de ser, más digestivo, ya que restaura y conserva la flora bacteriana.
  • Los ingredientes:
    El agua debe estar fría, a la temperatura que sale del grifo, si se utiliza agua caliente, se estará forzando la fermentación para hacerla más corta.
  • Usa una báscula:
    Hasta que tengas controlado el arte de la panadería, se recomienda pesar siempre los ingredientes.
  • La mezcla:
    En la elaboración de pan sin gluten, se recomienda mezclar primero los ingredientes secos (harina, sal, levadura) y añadir luego los húmedos (agua, aceite, leche, cerveza…)
  • Tipo de levadura:
    Para elaborar un pan artesano, se puede utilizar levadura de panadero o levadura natural, es decir, masa madre. Nunca se debe mezclar la levadura de panadero junto con sal, ya que perderá sus propiedades.
  • Originalidad:
    Puedes añadir a la masa de pan condimentos al gusto. Por ejemplo, orégano, tomillo, semillas, nueces, pasas, aceitunas, etc.
  • Tiempo de reposo;
    Una vez amasado el pan déjalo reposar al menos 30 minutos antes de darle forma, aunque se recomienda un reposo de al menos 2 horas tapado con un paño o papel transparente. Un consejo es dejar la masa en la nevera durante toda una noche, así no crecerá en exceso ni se sobre-fermentará.
  • Truco de experto:
    Crear vapor en el horno para hornearlo, el pan subirá un poco más y saldrá más esponjoso.
  • Una vez cocido:
     Hay que sacar el pan inmediatamente del molde y dejarlo enfriar sobre una rejilla.

Intenta ajustarte a los ingredientes y que las cantidades coincidan con la receta original. El resultado puede variar de un día a otro. Si guardas el pan en un trapo de tela, se conservará tierno durante más tiempo.