Plantas con flores en invierno

Las flores en casa o en el jardín también pueden lucir en los meses más fríos del año. En el caso de las plantas en el exterior, su principal enemigo pueden ser las heladas  pero lo podemos evitar protegiéndolas adecuadamente.

Para los amantes de las flores en cualquier momento del año publicamos a continuación una relación de plantas que sin duda aportarán alegría a sus hogares.

Crisantemos

El Cristantemo o chrysanthemum ofrece su floración de forma natural en noviembre aunque gracias a técnicas avanzadas de horticultura se pueden encontrar en todo el año. Sus flores tienen variadas formas, parecidas a las dalias.

En cuanto a su cuidado, es una planta muy resistente puede alegrar balcones, patios e interiores. Se obtiene  fácilmente a partir de varios esquejes enraizados, que se pinzan para estimular el crecimiento de más tallos.

Alelí

Entrega preciosas flores de tonos intensos. Aunque su color más frecuente es el púrpura, no es extraño ver alelíes rosados, blancos o fucsia. Desprende un agradable aroma. Es conveniente sembrarla en un lugar soleado evitando el exceso de humedad.  El rango de temperaturas en los que el Alelí se desarrolla va desde los 5 a los 25 grados. El momento en que florece con más intensidad es a finales de invierno.

Violeta de los Alpes

La Violeta de los Alpes o Cyclamen.  Su floración  se inicia en la temporada de otoño-invierno puede alcanzar hasta primavera.  Sus flores abarcan una importante gama de colores, desde blancos, rosados, rojos y violetas que cubren la planta con gran densidad. Vive cómodamente tanto en el interior como en el exterior aunque es sensible a las heladas.

Torvisco de los Pirineos

Su nombre recuerda su origen y sus preferencias por climas rigurosos. Aguanta bien heladas de hasta -15 grados. Se puede plantar en maceta, aunque es conveniente evitar encharcamientos de agua. Produce una flor pequeña con cuatro pétalos de color fucsia. Puede crecer  a pleno sol o media sombra.