Los arquitectos catalanes Aranda, Pigem y Vilalta, Premio Pritzker 2017

Los arquitectos catalanes Rafael Aranda, Carme Pigem y Ramón Vilalta han sido galardonados con el Premio Pritzker 2017 “por su compromiso inflexible con el lugar” en el que trabajan para la creación de “espacios que están en relación con sus respectivos contextos”.

Rafael Aranda, Carme Pigem y Ramon Vilalta

Aranda, Pigem y Vilalta crearon en 1988 el estudio RCR en Olot (Girona), su ciudad natal, y en su trabajo “buscan conexiones entre el exterior y el interior, lo que da como resultado una arquitectura emocional y experiencial”, según el fallo del jurado.

Los arquitectos ganadores han mostrado esta tarde su alegría por la distinción y han considerado que también es un reconocimiento a la arquitectura catalana y española de los últimos treinta años, que es “de alto nivel”.

El premio Pritzker de arquitectura es un reconocimiento concedido anualmente y patrocinado por la fundación estadounidense Hyatt. Es el premio de mayor prestigio internacional y es mencionado comúnmente como el “Nobel de arquitectura”

Teatro de la lira en RipollSobre sus proyectos arquitectónicos, Vilalta ha resaltado que siempre tienen en cuenta el lugar en el que construyen sus edificios para que se pueda “sentir su atmósfera, su espacialidad”.

Según el presidente de la fundación que otorga anualmente el Pritzker,  “su forma de trabajar en colaboración, donde el proceso creativo, el compromiso con una visión y todas las responsabilidades son compartidas por igual, llevaron a la decisión de seleccionar a tres personas como ganadores de este año”,

Es la segunda vez que el premio es ganado por arquitectos españoles,  tras Rafael Moneo, que fue galardonado con el Pritzker en 1996.”Es una gran alegría y responsabilidad. Estamos emocionados porque este año tres profesionales, que trabajamos juntos y estrechamente en todo lo que hacemos, seamos los reconocidos”, señaló  Carme Pigem en una breve declaración recogida por la fundación.

El fallo del jurado también señala que vivimos “en un mundo globalizado en el que debemos confiar en las influencias internacionales”, pero cada vez más y más gente tiene miedo de que debido a esa influencia internacional “estamos perdiendo nuestros valores locales, nuestro arte y costumbres locales”. Agrega que Aranda, Cigem y Vilalta “nos demuestran que es posible combinar ambas perspectivas”.

Entre sus proyectos más destacados están el centro de arte La Cuisine, en Nègrepelisse (Francia); el museo Soulages, en Rodez (Francia) -en colaboración con G. Trégouët, el restaurante Les Cols, en Olot; la Bodega Bell-Lloc, en Palamós (Gerona) o la Biblioteca Sant Antoni-Joan Oliver, en Barcelona.