Consejos para celebrar el día mundial del medio ambiente

El Día Mundial del Medio Ambiente se estableció en 1972 por la Asamblea General de la Naciones Unidas coincidiendo con la primera cumbre mundial sobre medio ambiente, celebrada ese año en Estocolmo. Dicha celebración se organiza cada año en torno a un tema para centrar la atención en un aspecto determinado que, en esta ocasión, será la lucha contra la contaminación del aire.

Esta efeméride anual pretende concienciar a todos sobre el cambio climático y la importancia de conservar el entorno, centrándose en el desarrollo sostenible y en el cambio de actitud hacia temas ambientales.

China será el anfitrión de esta edición, que instará a todos los agentes activos a unirse para explorar las soluciones a este problema global a través de las energías renovables y las tecnologías sostenibles. Y es que aproximadamente 7 millones de personas en todo el mundo mueren prematuramente cada año a causa de la contaminación del aire y casi 4 millones de estas muertes ocurren en la región de Asia y el Pacífico.

Para ver el vídeo hacer CLICK en la imagen

En el hogar son muchos los pasos a dar a la hora de modificar hábitos para interiorizar los conceptos de sostenibilidad y eficiencia energética y no solo porque afecten al bolsillo, sino por conciencia ecológica. Ahorrar en la factura de la luz supone cuidar un poco más el planeta. Ahora que empieza el calor se dispara el consumo de aire acondicionado. Para combatir las elevadas temperaturas evitando un consumo desproporcionado de aire acondicionado y una elevada factura de la luz, la comercializadora energética Aldro propone comprar un dispositivo eficiente, con indicativo A+++, que puede suponer un ahorro de un 40% en el consumo de energía y si además cuenta con un modo Eco ayudará más a reducir el consumo. Asimismo, aconseja un consumo responsable ajustando la temperatura entre 24 y 26 grados (por cada grado que se baje hay un 9% más de gasto), apagándolo por la noche que es cuando se pueden abrir las ventanas y que haya corriente de aire, aislar bien las habitaciones cerrando puertas y ventanas para no derrochar energía y mantener limpios los filtros del dispositivo para su correcto funcionamiento.

Dentro de las viviendas, la calefacción y los electrodomésticos son los mayores consumidores de energía. En la cocina, por ejemplo, el uso de electrodomésticos eficientes como los A+++ consumirán hasta un 50% menos de energía y el coste se amortizará rápidamente. Los aparatos en stand-by consumen el 2,3% de electricidad. Para eliminar este consumo fantasma de los aparatos electrónicos lo mejor es apagarlos y desenchufarlos e instalar regletas con interruptores que facilitarán su apagado.